Saltar al contenido

El necronomicon. El libro Maldito de Alhazred

libro de necronomicon

En los últimos años, son muchas las ediciones del libro maldito que ya han sido publicadas. Sin embargo, ninguna de ellas pertenece a la obra prohibida de Abdul Alhazred, el árabe nacido en Yemen.

Él llamó a su obra Al Azif, el ruido de los insectos, que fue llamado Necronomicon primero en griego y luego en latín. Difícil se ha hecho encontrar esta obra, dado que el clero la oculta y la censura como si el propio Satanás la hubiera escrito. La traducción de necronomicón, palabra de origen griega, significa “exposición de las costumbres de los muertos” y lo que trata es el arte de manipular a los muertos por la hechicería practicada por los cadáveres, que lleva el nombre de “necromancia”.

Abdul Alzhazred

El autor de este libro nació en una casa humilde de la ciudad de Sana’a, en la tierra del Yemen. Se desconoce la fecha de su nacimiento, pero se dice que su muerte se produjo en el año del Señor 738, cuando ya era muy viejo.

Famoso por ser fiel seguidor de Mahoma, y sus dotes poéticas. Alto y erguido. De piel blanca y ojos verdes, a diferencia de su padre que tenia tez y ojos oscuros.

El rey de Yemen, hizo llamar a Alhazred a su corte cuando el niño tenía 12 años. Su belleza cautivó tanto al rey, que decidió quedarse con el muchacho y educarlo por los mismos maestros que enseñaban a sus propios hijos. Alhazred se crió como un príncipe.

A los 18 años, Alhazred se enamoró de una de las hijas del rey, y concibió un hijo con ella. Esto despertó la furia del rey, quien mandó estrangular a la criatura cuando nació. Por otro lado, Alhazred fué castigado por su traición. Le cortaron el miembro viril, la nariz y las orejas. El hijo que había tenido con la princesa, fue asado a las brasas delante de Alhazred, a quien obligaron a comer pedazos de la carne del recién nacido.

El rey ordenó a unos nómadas a que llevaran a Alhazred al desierto, para abandonarlo allí sin agua para que muriera. Alhazred vagó por el desierto durante un largo tiempo, acompañado de día por los alacranes, y de noche, por los demonios que solo viven en esas tierras desoladas. Esos espíritus oscuros le enseñaron la necromancia.

Renunció  a su fe, y empezó a rendir culto a los titanes que adoraban los espíritus del desierto, quienes eran sus maestros y sus guías. Se emprendió en la tarea de recuperar las partes que le habían sido mutiladas, para poder regresar a Yemen y reclamar a la princesa como su esposa.

En Giza, aprendió a devolver la vida a los cadáveres. En Caldéa alcanzó la perfección en el arte de la astrología. En Alejandría, aprendió de los hebreos el conocimiento de lenguas olvidadas.

Alhazred vivió su vida practicando la necromancia y compuso la obra de Necronomicon, en su momento conocido como libro de los demonios.

El Necronomicon

Este libro es considerado por los expertos y demonólogos, como el libro mas peligroso de la humanidad. Las ideas macabras que contiene, han llevado a sus lectores a la locura y hasta incluso la muerte. Además de verdades antiguas y profecías, el Necronomicon contiene hechizos de magia y encantamientos que, en manos equivocadas podrían causar un daño desconocido.

El Clero y la iglesia, mantienen todas sus copias bajo llave. Todo intento de difundir este libro ha desembocado en tragedia, accidentes que le son atribuidos a la maldición que contiene este manuscrito.